lunes, 29 de junio de 2009

Carlos Monzón, gran Campeón Mundial....!!!

Carlos Monzón fue el mejor peso mediano de todos los tiempos, nació en el barrio "La Flecha", San Javier, Provincia de Santa Fe - Argentina, el 7 de agosto de 1942.
Era un boxeador que lo tenía todo: agilidad, velocidad, potencia, robustez, inteligencia, frialdad, técnica y guapeza.
Defendió con éxito 14 veces el titulo, retirándose oficialmente de los cuadriláteros, el 29 de agosto de 1977.
Aquí recordaremos una de sus grandes peleas que se realizó en Montecarlo, ante el gran pugilista colombiano Rodrigo Valdez.


Esta pelea se planteó de una forma muy inteligente por parte de los dos boxeadores. Se creía que Valdez iba a salir a loco a romper con todo, sin cuidarse en los primeros asaltos. Pero, Valdez lo respetó, quizás demasiado. Dejó que la pelea tuviera un ritmo diferente al que estaba acostumbrado Monzón. En los primeros asaltos Monzón controla la dinámica de la pelea. Valdez, un peleador clásico, un hombre de media y corta distancia, se la permitió por largo rato. Dejó que Monzón marque el compás de la pelea.
El colombiano chocó reiteradamente sobre la izquierda de Monzón y en otras contra la derecha que buscaba paralizarlo, demostrando una llamativa capacidad de absorción. Y muchas veces neutralizó con un buen movimiento de cintura, sobre todo haciéndolo con rotaciones laterales. Pero cuando lograba sobrepasar la zona de peligro, y llegar a la suya, permitió el abrazo, el clinch que enfriaría su enérgica acción en la corta. Esto tal vez se debiera a que soltarse del abrazo de Monzón no es tarea fácil si no se cuenta con la misma fortaleza.
Valdez, que notoriamente era más rápido que Monzón, no llegó a imponer esa diferencia de velocidad y dejó que la pelea se fuese desarrollando como lo quería el campeón.
Ya desde el octavo round en adelante, Valdez coloca su mano más precisa, una derecha voleada que tomó plena a Monzón le hizo pasar un mal rato, que apenas pudo sortear para congelar las dificultades en que se veía envuelto.
En el décimo asalto asomó una triste evidencia. Valdez podía pasar a ganar, y amenazaba con hacerlo. A Monzón se le hacía difícil contener con réplicas potentes. Al colombiano le falto más vigor para hacer posible que Monzón sea derrotado.
Es cuando en el décimo cuarto asalto, cuando el reloj marcaba dos minutos de pelea, una derecha de Monzón en contragolpe, hace caer a Valdez y permite dos puntos valiosisimos para el descenlace final.

Al final de la pelea, Monzón gana ajustadamente y llega nuevamente a la gloria. Diciendo: "Yo quiero ser siempre campeón".
Este es un recuento histórico, como homenaje para un Supercampeón Carlos Monzón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario